Una tarde de lluvia (1989)

De Cervantespedia
Saltar a: navegación, buscar

El otoño del curso 1989/90 fue extremadamente lluvioso.

Tal es así, que uno de esos días cayó tal aguacero en la ciudad durante la mañana, que llegó a desbordarse el arroyo de Pedroches. Ante el inminente peligro de inundaciones, por la posible continuación de las lluvias, el Alcalde de Córdoba, que en aquellos tiempos era Herminio Trigo Aguilar, recomendó a los colegios la suspensión de las clases durante aquella tarde. Pero la suspensión de las clases no evitó que aquella tarde hubiera alumnos en el colegio, ya que en éste permanecían los alumnos que se quedaban en el comedor, a los que se unieron algunos que vivían en zonas cercanas al colegio, y los despistados de turno que no se enteraron de dicha suspensión.

Al no poderse impartir clase normal, Don Antonio Higueras bajó a los alumnos presentes al salón de audiovisuales, e improvisó una clase de Música mediante una audición. La obra escuchada fue “Las Cuatro Estaciones” de Antonio Vivaldi, la cual fue previamente explicada por don Antonio. Curiosamente, aquella tarde que amenazaba tanta lluvia, no sólo no cayó ni una sola gota, sino que además terminó con un brillante sol.

Herramientas personales
Promociones