Un día sin gimnasia (1973)

De Cervantespedia
Saltar a: navegación, buscar

Corría el curso 1972-73, que resultaría ser el último en el viejo caserón de la Plaza de la Compañía. Los tiempos habían avanzado mucho y en el Colegio se era muy consciente de que el patio rojo y el patio blanco, por mejor voluntad que se le echase, no servían para dar clases de educación física como era debido. Así que dos o tres veces por semana, nos llevaban al polideportivo del Sector Sur. Y como ni entonces ni ahora estaba precisamente al lado, el transporte se efectuaba en autobuses (Autotransportes López), que abordábamos en las Tendillas.

Por entonces, la mayor parte de los Hermanos venían de lo que en Córdoba llamábamos "el Norte", es decir, esa amplia parte del mundo más allá de Despeñaperros en que pronunciaban las zetas y no se comían las eses. También algún alumno (los menos).

No sé cómo surgió la idea, pero una tarde que estábamos "estudiando" en casa de uno de los compañeros a alguien se le ocurrió que el castellano del grupo podría llamar por teléfono a Autotransportes López para decir que al día siguiente no había clase de Educación Física. Dicho y hecho. Tapamos el micrófono con un calcetín, con la esperanza de disimular la edad del hablante, y conseguimos disimular con una tos la risa que inevitablemente estalló durante la llamada.

Al día siguiente, el autobús no vino, y nosotros hicimos "pellas" (aunque entonces no sabíamos lo que eran las pellas). Y nunca nadie supo el porqué.

¿O sí? Unos días más tarde, el H. Ángel Miguel Sánchez, como quien no quiere la cosa, le comentó al autor de la llamada que en Autotransportes López insistían en que les había llamado alguien que, por el acento, debía de ser un Hermano y que recordaban perfectamente que debía de estar acatarrado, porque tosía mucho.

Acabábamos de leer Crimen y Castigo y el H. Ángel nos pareció Porfiri Petrovich, intentando arrancar la confesión de Raskólnikov.

Herramientas personales
Promociones