Recuerdos de Don Mateo

De Cervantespedia
Saltar a: navegación, buscar

Acabo de conocer con tristeza la noticia del fallecimiento de quien fuera durante muchos años profesor del colegio, Don Mateo Vázquez Berni, toda una institución en el centro, además de una persona muy querida por toda la comunidad educativa. Volviendo a leer su biografía en Cervantespedia, tengo la impresión que los alumnos de mi tiempo (años 80) no éramos conscientes de cómo era realmente Don Mateo y su grado de compromiso con la institución Marista. El recuerdo que tengo de él, es el de una persona sencilla, que intentaba dar lo mejor de sí en las clases. Duro (porque los profesores de aquellos tiempos lo eran) y algo “seco” en el trato con los alumnos, pero sin duda preocupado por los avances de éstos y sobre todo por que “aprendieran”. Un profesor de la “vieja escuela”, de los que te dejan huella ya no sólo por lo que te enseñan, sino por la forma de hacerlo.

Anécdotas de Don Mateo tengo muchas. Sobre todo recuerdo que era frecuente que, durante los exámenes se quedara dormido, lo cual aprovechaba más de uno para copiar en el examen. Lo que no sabíamos los alumnos es que Don Mateo se dormía porque solía acostarse bastante tarde a diario preparando clases y corrigiendo exámenes. Normalmente las correcciones las solía dar al día siguiente, algo que no solía ser frecuente (en esa época nos daba Inglés y Ciencias Sociales en 6º EGB, éramos 3 clases y la media de alumnos estaba en torno a los 45 por clase, un trabajo sin duda agotador).

También recuerdo de él que para hacer que nos calláramos antes de un examen, solía quitarnos puntos (normalmente 1 ó 2). Eso sí, a final de evaluación estos puntos no los quitaba y si tenía que poner un sobresaliente lo ponía. Era una profesor que valoraba el esfuerzo de los alumnos, y eso lo notábamos. No era de los que “te pasara la mano por el lomo”, pero sabía reconocerte el trabajo.

A mi juicio era mejor profesor de Ciencias Sociales que de Inglés, pero hay también que valorarle el esfuerzo. El Inglés que nos impartía era muy básico: estructuras gramaticales simples, el verbo “to be” y mucho vocabulario (lo más importante cuando se empieza a aprender un idioma). Un detalle a destacar es que en el curso que coincidí con el (1987/88), le dimos 3 vueltas con sus respectivos 3 exámenes por tema al libro de Ciencias Sociales. Un tema particularmente duro de la asignatura era el de la Geografía de España (excesivamente largo, casi el doble del resto de temas del libro), que se hacía bastante cuesta arriba. En esta asignatura fue también donde tuvimos un primer contacto con la historia: vimos la Prehistoria (las diferencias entre el hombre de Neardental y el de Cromagnon), la vida de los romanos (aprendimos las clases sociales en aquellos tiempos: patricios, plebeyos y esclavos), el islam, los árabes, y sus avances (nos habló de quienes fueron los descendientes de Mahoma, y nos hizo apuntar sus nombres en el libro)........

Y como toda historia tiene su fin, se nos fue con la misma sencillez con la que vivió. Hasta no hace mucho tiempo era frecuente verlo pasear por el barrio de Santa Rosa, con andar cansado por el paso de los años, pasando desapercibido y con toda una vida a sus espaldas dedicada a la enseñanza. Descanse en paz Don Mateo, ejemplo de sencillez y modelo de maestro.

Herramientas personales
Promociones