El servicio militar

De Cervantespedia
Saltar a: navegación, buscar

Antes de que se suprimiera la prestación del servicio militar obligatorio (año 2001), al cumplir los 17 años te solían llamar a filas. A esta edad, si se continuaba en el colegio, estabas cursando COU, preparándote para la Selectividad. En este caso tenías dos opciones: a) lo dejabas todo, te incorporabas a filas y hasta el curso siguiente (algo que prácticamente nadie hacía, o b) pedías prórroga de estudios, que te valía por unos años, hasta que venciera y te correspondiera incorporarte. Para solicitar la prorroga del servicio militar, había que pedir en secretaría un certificado del colegio de que nos encontrábamos estudiando. En aquellos tiempos te lo arreglaba Don Mateo Vázquez, y una vez con el certificado en la mano, te ibas al Centro de Reclutamiento ("La Zona"), a entregar dicho certificado para solicitar la prórroga. Las prórrogas solían pedirse hasta los 27 años, a partir de los cuales o te incorporabas a filas, o te hacías objetor de conciencia (prestación social sustitoria). La insumisión (negarte a cumplir con cualquiera de ambos servicios) estaba contemplada como delito.

En la historia del colegio ha habido casos de profesores que han tenido que dejar de dar clase un tiempo para cumplir con su servicio a la patria, como Don Miguel Ángel Sanchiz, o el Hermano Paco García. También, por parte del centro, se facilitó la posibilidad de cumplir con las horas exigidas en la prestación social sustitutoria, participando como voluntario de la ONG Marista SED, la cual certificaba las horas empleadas.

Herramientas personales
Promociones