"Se me acabó el cuaderno" (1991/92)

De Cervantespedia
Saltar a: navegación, buscar

Dª Mª Eugenia solía exigirnos en sus asignaturas que tuviéramos dos cuadernos: uno para la teoría, donde anotáramos todas sus explicaciones, y otro para problemas, para hacer en casa todos los ejercicios que nos mandara en clase. Con cierta periodicidad nos revisaba los cuadernos, y hacía sus correspondientes anotaciones en la lista de notas. Es por ello que los cuadernos de Física-Química y Matemáticas, los solíamos tener "como los chorros del oro", y no se nos ocurría ni tan siquiera arrancar una hoja de éstos, ya que, entre otras cosas, nos exigía numerar las páginas de cada cuaderno. Todo esto...¡¡¡en 2ºBUP!!!, cuando otros profesores nos daban completa libertad para organizar sus asignaturas. A este hecho hay que unir el tremendo respeto que nos causaba Mª Eugenia, lo cual a ciertas edades se identifica con temor.

Tal era el grado de agobio que nos producía el estado de los cuadernos, que sucedió un buen día que un compañero (caracterizado por tomar bastantes apuntes, y también bastante buenos), finalizó su cuaderno de teoría. Tras esto, levantó la mano en mitad de la explicación y la profesora le dio la palabra: - Sí, que te pasa; - Mª Eugenia, se me ha acabado el cuaderno; Lo mejor fue la respuesta: - Bueno, ¿y qué?; - Pues verá usted. ¿Dónde escribo ahora?... La carcajada fue general. Amablemente le dijo que terminara de tomar las notas en folios y que se comprara otro cuaderno. Solución fácil e intuitiva, pero que en aquellos tiempos y con la presión que teníamos, nos resultaba difícil tomar.

Herramientas personales
Promociones